Infanta Leonor de Borbón

Diario de una Infanta llamada a ser Reina de España

lunes, octubre 31, 2005

Consejos para sobrevivir a mi nacimiento

Jo. Acabo de nacer y ya hay gente que no me soporta. En el blog de "pezhammer" incluso dan una serie de consejos para sobrevivir a la "tormenta mediático-social que se vislumbra en el horizonte": salir del país, comprarse un reproductor musical portátil con sus correspondientes auriculares, despedirse de la TV por una buena temporada, dejar de leer la prensa gratuita durante los próximos meses, ...

A mi también me molesta que se hable de mi tanto. Solamente quiero un poco de tranquilidad y jugar con todas las cositas que me han traído de regalo hoy.

11 Comments:

Blogger Zolsaihan said...

Mi madre es un hermoso rosal
Investido de colores tiernos y fuertes,
Manantial en el desierto
Amando con su aliento y su caminar
Dulce huella en mi pecho
Renaciendo en mis noches de soledad,
Endulzando mi paladar sediento

En una caricia enviada en un beso
Suaviza mi cielo entero,

Una antorcha encendida de gloriosos
Nítidos rayos trasparentes

Rasgando la distancia y el tiempo.
Oráculo santo cantando bendición
Solemne en una oración
Alabando su obra perfecta,
Levanta su bandera de amor.

Dulce templanza investida en paciencia
Es la ternura que corre por sus venas.

Mi madre es un invierno en primavera
Una fragancia eterna
Cultivada en el centro de su alma buena.
Humilde mirra destilada en su mirada,
Óleo y ungüento suave son cada una de sus palabras,
Saturando el corazón de sus hijas.

Cándido aroma en la tempestad,
Olas de paz en el alta-mar de mi vida
Lámpara encendida en mi oscuridad.
Optimismo jovial en mi caminar,
Resplandor candente saturando mi corazón.
En los momentos de tribulación,
Su voz y su recuerdo saturan cada momento.
Es mi madre un rosal de muchos colores.
Te quiero mucho mamá.




Felicidades Don Felipe y Doña Letizia

http://zolsaihan.blogspot.com

7:07 p. m.  
Blogger Elena said...

La vida con nobleza o sin nobleza es un milagro consagrado a la felicidad.
Larga vida.....

8:20 p. m.  
Blogger Juan Carlos said...

Querida Princesa, quien no soporta a un niño, es que está muy lejos de Dios.

Te deseo todo el bien del mundo, y que si reinas, que sea para el bien general ¡También para el tuyo! que quiero que a ti se te llame "la de los Felices Destinos", que de tristezas ya tuvimos muchas en el pasado.

Pero en lo que sí que te has de parecer a tu amada antepasada es en el aprecio popular. Y te mando, ahora que Isabel vela por ti desde el Cielo, unas hermosas palabras que Galdós le dedicó a ella: "nadie niega ni desconoce la inmensa ternura de aquella alma ingenua, indolente, fácil a la piedad, al perdón, a la caridad"..."haber nacido Reina y llevar en su mano la dirección moral de un pueblo, pesada obligación para tan tierna mano".

Que Dios te cuide siempre, y no olvides que tu mayor bien no es tu apellido (tan noble) ni tu posición (tan alta); tu mayor bien es que tu Ángel de la Guarda departe de continuo con Dios en el cielo.

Un beso, mi niña:

Juan Carlos B.

10:27 p. m.  
Blogger C.Bryant said...

Felicidades por su nacimiento Doña Leonor,chochos están sus padres y es natural.

11:30 p. m.  
Blogger TioP said...

Leonor Leonor, nueva españolita... bendecida por muchos... ya sin nacer hablan de ti, incluso sin "haberte hecho aun" también te reclamaban... Ahora que ya estás, te usan de reclamo constitucional (las reformas están de moda)... pero que no se olviden que eres una infanta (posible reina), de la realeza, de sangre azul, de buen ver, de buen nacer, de protección, de servidumbre, de lealtad... pero sobre todo eres de todos, eres de España, eres... dejemoslo por el momento en una nueva criatura...

Saludos leprosos!!!

http://www.unalimosnaparaunexleproso.com

1:48 a. m.  
Blogger lorena said...

espero alteza que no le importe que le añada en mis links ;)

2:24 a. m.  
Blogger Guille, da maus said...

Le saluda un ------->

... que la cuidará desde el satélite natural que orbita vuestro planeta.

Quien como usted, futura alteza, que estando dentro de la incubadora es ajena a las majaderias de sus subditos en el exterior.

5:08 a. m.  
Blogger Antonio Pulido Ruiz said...

Bienvenida Leonor. Tu tranquila, no te preocupes, mañana con el debate del Estatut, pasas a un segundo plano. La sociedad somos así. Luego con la presentación y posterior bautizo de nuevo serás noticia, que le vamos hacer.
Tú siempre adelante.

12:54 p. m.  
Blogger Andrés Devesa said...

Y Madrid volvió a llorar

Al igual que sucedió el día que Felipe y Letizia celebraron su regio bodorrio, el cielo de Madrid ha recibido a su primogénita con un elocuente diluvio.

El único consuelo que hoy nos queda a los republicanos es que Madrid, ese Madrid valiente del 2 de mayo, el Madrid resistente del “no pasarán”, el Madrid solidario del 11 de marzo, es un Madrid inequívocamente republicano. Su cielo, entristecido y oscuro, derramó su desconsuelo sobre la ciudad, en otro tiempo símbolo de la resistencia antifranquista y último reducto de la violentamente derrocada Segunda República. Madrid, que ya derramó sus lágrimas de rabia e impotencia ante el vergonzante alarde de derroche y ostentación exhibido con motivo de la boda del heredero borbónico, recibe a su primogénita descargando su llanto de indignación, en recuerdo de aquellos ciudadanos que tan heroicamente la defendieron de los rebeldes fascistas, mientras observa impotente como se desvanecen las tenues posibilidades de volver a ser algún día la capital de la República de España.


Mientras trato de evadirme del empalagoso machaqueo de los medios de comunicación, mi hija me pregunta por qué hemos colgado la bandera republicana en el balcón, y yo, que trato de educarla en los principios de justicia e igualdad, me siento abatida porque no sé como explicarla que hoy, día de celebración y exaltación de los privilegios que algunos de sus antepasados lucharon por suprimir, es sin embargo un día de luto para todos los principios que la insignia tricolor representa; una fecha marcada como un paso atrás en las aspiraciones de quienes deseamos conquistar esa igualdad entre todos los españoles, que nos niega la monarquía impuesta por el tirano que se sublevó contra el sistema de gobierno elegido libremente por los ciudadanos.


No resulta fácil hacerla comprender que esa recién nacida que acapara programas de radio, televisión y es portada en todos los diarios, revistas, suplementos, folletos y pasquines, ha venido al mundo con el destino señalado por la estirpe de su árbol genealógico, con unos privilegios y unos derechos de los que ella carece. Me entristece tener que explicarla que, quién debiera ser una ciudadana más con los mismos deberes e iguales derechos, disfrutará de unas ventajas trasmitidas por el linaje familiar. El nuevo miembro de la familiar real vivirá rodeada de lujos y comodidades, tendrá asegurada la educación en los mejores colegios, nunca padecerá penurias económicas, no conocerá la inestabilidad que ocasiona la precariedad laboral ni sufrirá la desesperación que conlleva el desempleo, y por supuesto, no tendrá problemas para acceder a una vivienda. Pero además de estas prebendas heredadas, la futura jefa del Estado estará por encima de la ley y a justicia, a la que nunca tendrá que rendir cuentas de sus actos, pues carecerá de responsabilidad penal. Incluso la Sacrosanta Constitución, hasta hoy intocable, será modificada para asegurar sus privilegios.


Pero lo que más difícil me resulta es hacerla entender (por incomprensible y absurdo), que vive en una sociedad idiotizada, habitada por súbditos que festejan con patético regocijo la continuidad de una situación que constituye un atropello contra la igualdad de derechos y una injusticia que la institución monárquica ampara y legitima.


En cuanto a nuestros representantes políticos, (los que sí hemos elegido democráticamente con nuestros votos), me gustaría reclamarles un poco más de moderación al proclamar la inmensa alegría que les embarga. Es enternecedor que corran a expresar sus más sinceras felicitaciones a los recién estrenados padres, pero que lo hagan a título personal y no en nombre de todos los españoles, a no ser claro que quienes no nos sentimos identificados con la Monarquía como sistema de gobierno, no seamos considerados como tales. Si quieren pregonar su inmensa satisfacción ante el feliz acontecimiento me parece perfecto, que no se repriman, pero por favor, no en mi nombre


Belén Meneses

http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=12875

6:10 p. m.  
Blogger Guille, da maus said...

No haga caso a esos que se llaman "republicanos" alteza... cuando este en la escuela y le enseñen una cosa que se llama "historia" vera que estos tipos no eran tan buenitos como parece y que en nombre de muchas cosas comenzaron con un baño de sangre (un liquido rojo que fluye dentro de nuestro cuerpo) que ahora quieren endilgar al otro bando. Si que son astutos, su alteza. Pero confiamos en que sabrá cuidarse de ellos y, a su tiempo, reinar sabiamente para que estas cosas no se repitan (eso, si su majestad, su abue, no les sigue dando campo para arruinar su futuro reino)

7:18 p. m.  
Blogger Pele said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

8:38 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

site stats